EVOC Stage 6 l 2 l Bladder Mochila oliva

MoMVLSmFdx
EVOC Stage 6 l + 2 l Bladder Mochila oliva

- Apropiado para: hombre, mujer
- Categor�a: mochila para la bici
- Sistema de hidrataci�n: bolsa de agua incluida, para 2 l
- Posibilidades de fijaci�n para: casco, l�mpara LED
- Correas del hombro: transpirable, acolchado, ajustable
- Cintur�n en el pecho: con silbato de rescate, ajustable
- Banda de la cintura: protector de cadera acolchado, ajustable
- Dimensiones 48 x 23 x 10 cm
- Largo de Espalda: 45 cm
- Volumen: 6 l
- Peso: 700 g

N.° de artículo: TAB1G06801

EVOC Stage 6 l + 2 l Bladder Mochila oliva EVOC Stage 6 l + 2 l Bladder Mochila oliva EVOC Stage 6 l + 2 l Bladder Mochila oliva EVOC Stage 6 l + 2 l Bladder Mochila oliva

Desde 1999, Capacitación, Perfeccionamiento y Actualización Docente en todo Chile

ATREVIA | BRIAN DALES Abrigo
| 9 consejos para satisfacer al cliente
5 julio, 2011 Escrito por ecom / en Hombre Originals Pantalón Krooked
Corbata de punto violeta trendhim el gris

0

Los clientes para las empresas son como el agua para un ser humano, algo tan necesario, que sin ese elemento no podrían sobrevivir. Por eso conseguir clientes fieles y de calidadun reto muy difíci . Esto nos obliga en las empresas a dedicar cada vez más recursos para retener a los usuarios fieles que tienen antigüedad así como a captar a clientes potenciales.

Nosotros hemos rebuscado en Internet y en nuestra propia experiencia para juntar unos cuantos consejos. Por supuesto que el mejor es hacer las cosas bien, pero estos ayudan:

Analizar el tipo de cliente: Para ello vamos a intentar realizar un JACOB COHЁN Pantalones vaqueros
que englobe sus gustos, preferencias, perfil sociodemográfico etc.

Analizar el tipo de cliente:

Intentar entender por qué un cliente decide marcharse a la competencia y ver cómo podemos mejorar dicha cuestión.

Intentar entender

Valorar a cada cliente de manera individualizada así como el coste de oportunidad de que abandone nuestra compañía.

Valorar

Tener en cuenta la regla de 1×10 en el que cada cliente insatisfecho se lo contará a 10 personas por lo que el impacto boca oído repercutirá de manera muy negativa a nuestra imagen.

Tener en cuenta la regla de 1×10

Olvidarse de la idea de que más clientes va a suponer más negocio, ya que a veces se puede conseguir lo contrario al no dedicar el tiempo necesario a cada uno de ellos.

Olvidarse de la idea

Es más rentable mantener clientes que atraer nuevos. Esto ocurre porque a mayor antigüedad se está más satisfechos con la empresa y son más propensos a la compra de productos.

Es más rentable

No olvidar que nuestro producto no es el único. En un mercado donde la competencia es cada vez mayor y el cliente tiene más capacidad de decisión no podemos pensar que nuestro producto es único y podemos ejercer influencia sobre el cliente. En la era digital los papeles han cambiado y son los usuarios los que pueden ejercer dicha presión.

Mujer adidas by Stella McCartney Mallas Training Seamless Block
Embajada Mundial de Activistas por la Paz http://embajadamundialdeactivistasporlapaz.com/sites/all/themes/emap_theme/logo.png

Senador Nacional por la Provincia de Santa Cruz, Alfredo Martínez, y en su persona a todos los senadores presentes; Ministro Consejero de la Embajada de Israel,Ofer MorenoSegundo Secretario de la Embajada de Polonia, Eva Maicut; cuerpo diplomático acreditado en Argentina; Presidente de la DAIA, Julio Schlosser; Secretario del Seminario Rabínico, Miguel Toimaher; sobrevivientes del Holocausto, Estela Feiguien, Liza Novera, Isa Lutowjcz, y en su nombre, a todos los sobrevivientes del Holocausto presentes; rectores de las diferentes universidades, señores representantes de la comunidad judía, señoras y señores; muy buenos días.

"Quien olvida su historia está condenado a repetirla" . Estas palabras del filósofo Jorge Santayana se han convertido en una de las frases inspiradoras del trabajo educativo del proyecto “Huellas para no olvidar ”, que preserva el testimonio de los sobrevivientes del Holocausto como un legado vivo para la humanidad, porque la barbarie cometida por el régimen nazi no fue sólo contra 20 millones de personas, fue un crimen contra la humanidad entera; por lo tanto, los testimonios de las víctimas nos dejan lecciones para ser compartidas y aprendidas por toda la familia humana.

La historia de los sobrevivientes de diferentes genocidios, no debe ser mirada como un hecho trágico del pasado, sino como el testimonio latente de una historia “viva”, colmada de valiosas enseñanzas y lecciones para la actual y las futuras generaciones, acerca de la necesidad de romper el silencio y contrarrestar el antisemitismo, la intolerancia, el prejuicio, el odio y la discriminación.

El proyecto de la “Huellas para no olvidar” ha sido diseñado como una herramienta para enseñar y reflexionar acerca de la barbarie genocida, y prevenir que se repitan estos graves crímenes contra los Derechos Humanos.

Este proyecto nos permite generar espacios de reflexión en parlamentos, congresos, cancillerías, embajadas, universidades, institutos, escuelas, colegios, lugares públicos, museos y medios de comunicación, con el propósito de enseñar sobre los genocidios; en especial, el Holocausto y sus consecuencias. Pero ante todo, con el objetivo de crear espacios de estudio y reflexión para educar a las presentes y futuras generaciones, y así evitar que crímenes de lesa humanidad se repitan.

El Holocausto dividió la historia de la sociedad civilizada en un antes y un después, y dejó muchas enseñanzas para los seres humanos. Con posterioridad a la comisión del Holocausto se vivieron fuertes transformaciones en el campo de los Derechos Humanos, la Justicia y la Medicina.

Al cesar la Segunda Guerra Mundial quedó en evidencia toda la brutalidad cometida por Hitler y su ejército. Las tropas aliadas al entrar a los campos de concentración y exterminio se encontraron con imágenes impresionantes y la evidencia de una barbarie que sorprendió al mundo. Este genocidio es uno de los que cuenta con mayor documentación: 72 millones de páginas con informes y registros, aproximadamente 23.000 objetos y 300.000 fotografías. Toda esta evidencia contrarresta cualquier ánimo negacionista.

Después de los crímenes perpetrados por el régimen nazi, fueron creados diferentes organismos internacionales destinados a salvaguardar la vida, la justicia y la dignidad del ser humano; entre ellas, la Corte Internacional de Justicia y la Corte Penal Internacional; también surgió un nuevo enfoque en los códigos de ética médica, la acuñación, entre otros, de los conceptos “crímenes de guerra” y “crímenes de lesa humanidad” en el Derecho Penal Internacional y la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Este hecho histórico también dejó en evidencia que el ser humano es capaz de cometer los peores crímenes, y que en los seres humanos está la semilla del bien y del mal.

¿Y cómo corregir el mal? Evitando que esa semilla de odio y de discriminación se propague y germine. Y esa es una responsabilidad de todos como individuos, pero en especial de las autoridades gubernamentales, líderes políticos, sociales, religiosos, formadores de opinión, universidades y los profesores, que pueden gestar y apoyar proyectos educativos que ayuden a cumplir este objetivo.

En la creemos que si el Holocausto dejó tantas lecciones y transformaciones en materia de Derechos Humanos, es un deber enseñarlo en las escuelas, colegios, y como materia transversal en las universidades de todos los países.

Para que ocurra un genocidio como el Holocausto debió haber —y de hecho la hubo—, una preparación sistemática y un adoctrinamiento en función de la convicción errada de la existencia de una raza superior. Este crimen capital, como lo reconoce la historia, se cometió con ventaja, premeditación y alevosía, aprovechándose de la indefensión de un pueblo. Hitler utilizó todos los medios disponibles para difundir su ideología extremista; utilizó la Educación como medio de adoctrinamiento. Por eso creemos que es a través de la Educación que podemos evitar que otro crimen de lesa humanidad acontezca.

Si consideramos importante para la formación de un niño o niña enseñarle a sumar, dividir, restar y multiplicar, o aprender sobre las diversas corrientes filosóficas, cuánto más importante es educar en función del respeto por los valores humanos y la enseñanza del Holocausto como paradigma del acto genocida, ya que una Educación con esa orientación humanista nos proporciona las herramientas necesarias para transmitir el respeto por la dignidad humana, como la base para una convivencia pacífica entre individuos, sociedades y naciones.

El desarrollo del conocimiento científico y tecnológico no es suficiente para evitar la repetición de un hecho tan atroz, como ese genocidio, que costó alrededor de 20 millones de vidas humanas. Hitler llevó a cabo el Holocausto en una de las naciones más avanzada en tecnología, ciencia y educación para aquella época.

Por lo tanto, la Educación con valores es uno de los instrumentos claves para evitar que un nuevo genocidio se repita. Es primordial incentivar la práctica de los valores y el respeto a la familia, basado en el reconocimiento de la dignidad humana, la verdad, la rectitud, el amor, la paz, la justicia y la tolerancia.

El Holocausto es uno de los temas de estudio e investigación más actuales y controversiales; lo que nos deja el desafío de adaptar el material histórico a las necesidades de las y los estudiantes; y su interés aumenta permanentemente, no sólo en el seno del pueblo judío sino a nivel mundial, como lo ha demostrado la Conferencia de Estocolmo llevada a cabo en el mes de enero del 2000.

La enseñanza del Holocausto es hoy en día un instrumento legítimo, recomendado por la Organización de Naciones Unidas a través de la Unesco, y utilizado para denunciar y prevenir el antisemitismo, el racismo, la discriminación y los brotes violentos de grupos extremistas como los neo-nazis.

Es un error grave decir que un genocidio como el Holocausto nunca más se va a repetir y que por lo tanto no es necesario dedicar esfuerzos y enfocar la Educación en su enseñanza y prevención. Ese pensamiento no es coherente con los hechos violentos que se han presentado después de esa tragedia humana. Basta recordar que el genocidio de Ruanda se cometió en 1994 en un contexto mundial de destacado desarrollo científico y tecnológico, y con la presencia de diversos organismos internacionales.

Por lo tanto, lo único que nos garantiza que las personas tomen conciencia sobre el valor de la vida, es la EDUCACIÓN, herramienta fundamental que nos permitirá trabajar de manera efectiva en cualquier parte del mundo y con personas de diferentes nacionalidades, culturas, ideologías, idiomas, edades, religiones y creencias.

Muchas personas preguntan: ¿Por qué no olvidan el Holocausto? ¿Por qué no pasan la página? Olvidaremos el Holocausto cuando tengamos la certeza de que nunca más se repita otro genocidio y para que esto no vuelva a ocurrir. Tenemos todos y cada uno de nosotros la responsabilidad de emprender acciones.

A todos los sobrevivientes aquí presentes: con todo respeto los invito a nunca dejar de contar su historia, pues el testimonio de cada uno de ustedes constituye un legado para el pueblo judío y para la humanidad.

Y para terminar, quiero dejarlos reflexionando en la siguiente frase de Simón Wiesenthal: "Siempre habrá judíos mientras recuerden. No hay pecado más grande que el olvido" . Muchas gracias.

William Soto Santiago Embajador Mundial de la Embajada Mundial de Activistas por la Paz

Detalles

­

BETTY BLUE Minifalda

17. Mayo 2017
Creator: Prachatai. Esta imagen está bajo la licencia de RAME Vestido largo
.

Dicho esto, Donald Trump es inclasificable e impredecible, por lo que caminando en la oscuridad habría que auscultar sus primeras acciones en el poder y los cuatro aspectos que se vislumbran más conflictivos: México, Venezuela, Cuba y los tratados de libre comercio. En ellos hay una mezcla de elementos internos y externos que confluyen en la nostálgica esperanza de “devolver la grandeza de América”.

Al respecto, fue indudable el retroceso de la influencia de Estados Unidos en el resto del continente durante el llamado “ciclo de gobiernos progresistas”, iniciado con la llegada al poder de Hugo Chávez en Venezuela en 1998, con líderes que fueron reclasificados como parte del “Eje del Mal” por George W. Bush luego del atentado a las Torres Gemelas en 2001 (¡sin tener nada que ver!) y señalados hoy genéricamente por los medios, en general de derecha, como “gobiernos chavistas”.

Esta sola mención, aunque se use con resonancia descalificatoria, da cuenta de la enorme importancia de Venezuela en la geopolítica continental. Luego de casi 20 victorias electorales consecutivas, coincidieron la muerte de Chávez, la repentina caída en el precio del petróleo, los errores del propio gobierno y una enorme campaña de desestabilización, lo que hoy tiene al Ejecutivo lidiando con una crisis macroeconómica y con minoría en el Poder Legislativo. Da la impresión que en estas circunstancias Trump quiere incrementar la presión que ejerció Obama y empujar al presidente Nicolás Maduro al despeñadero. Ya ha tomado dos acciones públicas poderosas en tal sentido: la primera,recibir en la Casa Blanca, junto al vicepresidente, a Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López, dirigente opositor encarcelado, quien es considerado un preso político por la oposición y un conspirador sedicioso por el oficialismo. Luego de la cita, Trump recurrió a su órgano de información por excelencia -Twitter- para adherir a la causa de la liberación de López e criticar al gobierno de Venezuela.

La segunda es más brutal: la inclusión del vicepresidente Tareck El Aissami en la lista del gobierno estadounidense de personas relacionadas con el tráfico de drogas.El Departamento del Tesoro anunció que luego de “años de investigación” concluyó que El Aissami "juega un papel importante en el tráfico internacional de narcóticos". El gobierno venezolano reaccionó con indignación, exigiendo disculpas, y el propio vicepresidente publicó en The New York Times su respuesta: afirmó que "es absurdo y patético que una oficina administrativa estadounidense, sin presentar evidencias, adopte una medida que congela bienes y activos que no poseo en absoluto". Agregó que las autoridades estadounidenses han sido "engañadas" por sectores políticos" y grupos de presión que intentan evitar que Venezuela y EE.UU. recuperen sus relaciones diplomáticas, congeladas desde 2010, y que "no solo carecen de evidencias para demostrar las acusaciones extremadamente graves" contra él, sino que además "criminalizan" al Gobierno de Venezuela a través de su persona.

Mientras esto sucede, en otro frente Trump concentra absurdamente en los inmigrantes de México en Estados Unidos algunos de los más graves males de la sociedad estadounidense: la falta de empleo para los obreros blancos (que es consecuencia de la globalización que contrata mano de obra barata en países pobres), la violencia y la falta de recursos en el erario público. Todo ello, sin molestarse demasiado en presentar pruebas. Mirado en perspectiva, se trata de una acción cruel e injusta, pues el país de la región que ha seguido con más entusiasmo los designios de Estados Unidos, a través del FMI y el Banco Mundial, ha sido precisamente México, luego de firmar hace dos décadas el NAFTA (Tratado de Libre Comercio de América del Norte). Desde entonces, ese país ha buscado el típico objetivo de la economía hegemónica -el crecimiento sostenido- sin conseguirlo y sin reducir la pobreza. Si se considera que varios economistas consideran a ésta como una de las causas de la migración de mexicanos a Estados Unidos, es fácil reparar en lo macabro de la situación.

Pero sin lugar a dudas, la decisión de mayor alcance mundial del gobierno de Trump ha sido el retiro de su país del TPP. Porque vuelve a barajar las cartas del comercio y de la hegemonía en la zona del Océano Pacífico y porque era, junto al TTIP y el TISA, el trío de tratados de nueva generación con el que se quería radicalizar el libre comercio mundial. En lo que respecta a América Latina, tres de los cuatro países que conforman la llamada “columna vertebral de Estados Unidos” (Chile, Perú y México) habían suscrito el acuerdo, mientras otro país que venía saliendo del eje de los llamados “gobiernos progresistas”, Argentina, ya había explicitado su interés por sumarse al tratado. Ante la decisión de Trump, Chile, considerado uno de los países más neoliberales del mundo, organizó para este mes de marzo una reunión con los 12 países suscriptores del Tratado, a los que se sumó a China, Colombia y Corea del Sur, para darle cauce al marco en que se forjó el TPP.

¿Cuál será, en ese contexto, la política comercial de Trump respecto a América Latina? Su gobierno ha anunciado la voluntad de avanzar en una serie de acuerdos de libre comercio bilaterales, en condiciones asimétricas que podrían ser muy perjudiciales para los países de la región, aunque sus gobiernos digan lo contrario. Hay, en paralelo, una gran incertidumbre sobre el rumbo que dará el magnate al proceso de acercamiento con Cuba, iniciado por su antecesor, mientras el debate sobre cómo proceder en estas circunstancias ya se ha abierto públicamente entre algunos presidentes latinoamericanos ¿Unidad o dispersión para relacionarse con Trump?

Sobre el autor

Patricio López, periodista, coordinador Plataforma Chile Mejor sin TPP.

López también es conductor en Radio Universidad de Chile y profesor de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

This article is licensed under Creative Commons License.

0 Comentarios

Levis® Zapatillas de deporte Venice L in azul
Agency

DEF Mujeres Jersey Crewneck in fucsia
Recursos

Show or Hide Línea de asistencia para votantes

CLIPS MORE Blusa
Connect